La aparición de cualquier publicación relacionada con la hostelería es razón suficiente para la alegría, para el gozo, para la esperanza de una mejora de calidad y el servicio en esta industria nuestra, insuficientemente reconocida y valorada.
Desde la perspectiva de cerca de cuarenta años dedicado a la enseñanza, estoy convencido de que un libro sólo aceptable es superior a los mejores apuntes, fotocopias, folios viejos, cuando no pringosos.
Cuando el libro es bueno estamos ante un regalo, un enriquecimiento personal, una referencia obligada en ese “andar camino” que es siempre nuestra vida profesional.
Todos podrán suponer ya, que cuando el libro es excepcional -ante ese caso nos encontramos- se acaban los adjetivos y es el momento de hacer un análisis más profundo para destacar la aportación y el avance que representa, pero sobre todo el mérito, el trabajo, la biografía, las cualidades del autor.
Es probable que a alguna persona pueda parecerle excesiva la proposición que voy a hacer a continuación y estaría en su legítimo derecho pero únicamente después de haber leído, disfrutado, evaluado la obra concretamente. Aunque bien pensado esta obra concretamente es más para vivirla, para reflexionar, para admirar el esfuerzo que ha realizado José María... continua clicando el contenido de las flechas verdes

Por razones de oficio, dedicación, responsabilidad durante mucho tiempo...
En línea con la manera de actuar de una generación de viejos profesores...
Los profesionales deberíamos estar contentos, felices...
“Hostelería Técnicas y Calidad de Servicio” promete un estudio serio...
Que se trata de un libro muy especial...
Deseo terminar con las palabras con las que José María Pascual comienza su obra: