Servicio a la Rusa o desde mesa auxiliar

Servicio a la Rusa

Aunque generalmente se considere que es una técnica exclusiva de establecimientos de élite, no tiene porque ser así, ya que en ocasiones en todo tipo de establecimientos, puede resultar práctica e incluso la más adecuada; y no tiene porqué ser la más lenta.

Esta técnica debe practicarse con la soltura y elegancia que requiere. Poniendo atención especial en los movimientos de la mesa auxiliar a la mesa de comensales y en la trayectoria que el plato debe llevar a la hora de ponerlo al comensal.

Es una modalidad muy práctica y muy conveniente en mesas donde la gran mayoría de los comensales comen el mismo alimento. Es el caso de los banquetes.

Aunque se haya servido desde mesa auxiliar, también es muy aconsejable ponerlo en práctica para ofrecer más cantidad de alimento una vez que se puso el plato al cliente, bien porque éste lo solicite, bien porque el personal de servicio desee ofrecerlo.

Este servicio debe hacerse por la izquierda del comensal; no obstante, en mesas donde nos impidan las circunstancias, espacios o elementos, entrar a servir por la derecha, es lógica la excepción.
Es una técnica que debe practicarse también cuando se ponen alimentos para compartir, pues es preferible dar a cada comensal su ración (en caso de no desmerecer en exceso su presentación) que no ponerlo en el centro de la mesa.
El dominio de esta técnica por parte del personal de servicio, permitirá a éste actuar en la distribución de alimentos desde un buffet, sirviendo directamente al plato del comensal. La destreza y la habilidad requeridas son prácticamente las mismas.


(C) 2010 - Quedan todos los derechos reservados

Imprimir esta página