Actitudes pág.5


Cuando estemos en una mesa, cuidaremos las posturas, no debemos hundirnos en las sillas, ni cruzar las piernas, pues además de ser una postura incómoda, impiden la circulación sanguínea.

Descansaremos sobre los antebrazos, y en ningún caso tendremos ninguna mano fuera de la mesa. Actualmente el protocolo es más permisivo y en ocasiones, entre plato y plato por ejemplo, podemos apoyar los codos, aunque nunca nos taparemos parte alguna de la cara. Continuamos en la página 6

(C) 2010 - Quedan todos los derechos reservados

Imprimir esta página